Entrevista / Eugenia Ginepro.

Escribo esta nota desde la puerta F10 del aeropuerto de Fort Lauderdale, Florida, con diez horas de escala y la incertidumbre de que puedan cancelar mi vuelo por la amenaza de un huracán. 

El aterrizaje del vuelo anterior, procedente de La Guardia en New York, estuvo heavy; la gente gritó y hubo escenas de pánico. En situaciones como esa recuerdo que nuestras vidas pueden desaparecer en fracciones de segundos:  en un accidente de avión, un rayo que nos cae, o simplemente al comernos un hueso de aceituna y listo. Hay miles de formas de morir y todas están ahí. La muerte es real y nos acecha. 

No pude despedirme de Eugenia pues ella salió antes que yo de la casa de nuestro amigo común Josh Zickert en Brooklyn, mientras yo, perdido en el Lower East Side, buscaba una galería de arte que, cuando la encontré, estaba cerrada. Caminé por la zona, sin rumbo, con la idea en la cabeza de encontrar algún lugar donde tomarme un café antes de volver a casa y despedirme de Euge. Fue inútil. No lo logré.

Dicen que perderse en New York City es tan común como sacarse un moco o tirarse un pedo. ¿Quién no se ha perdido en esta ciudad? 

Pasé nueve días con Eugenia Ginepro. La había conocido antes, años atrás, en Dinamarca, pero nunca habíamos compartido tanto tiempo juntos. Patinamos las calles de la gran manzana, pidiéndole todo al skate (éramos la mujer golpeada y el hombre destrozado) salíamos todos los días sin rumbo fijo apenas guiados por las direcciones de los spots que queríamos conocer, en algunos teníamos suerte, en otros ni siquiera llegábamos y volvíamos muertos y un poco mareados por las birras a casa. Fueron buenas misiones y entre medio, nos deleitábamos con lo que esta maravillosa ciudad nos ofrecía a manos llenas: bares, fiestas, pizzas y la compañía de los amigos que nos acompañaron durante todos esos días.

Euge es una maestra, con una personalidad fuerte y divertida, un referente del skateboarding femenino, dentro y fuera de Latinoamérica. 

Aunque ella se siente vieja tiene solo 33 años; pero desde los 14 ha estado viajando sin parar, primero dentro de Argentina y luego por el resto del mundo.

Es sincera y si tiene que mandarte a la mierda lo hace, ni siquiera lo duda un segundo. 

Se curtió como skater en las Calles de Buenos Aires, con una generación de skaters tipo Milton Martínez, Ezequiel Martínez, Fede González y aprendió de los mayores, con Mariano González, Tatú Martínez entre otros. 

Su forma de ver el skateboarding es bastante libre pero muy ortodoxa a la vez. Valora mucho las bases de la cultura skater y sabe lo importante que es sacar una buena foto o filmarse una buena video parte. 

Le gustan también los campeonatos y ya recorrió el mundo detrás de las mejores competencias, ganando muchas de ellas y disfrutando de los viajes y haciendo amistades.

Actualmente vive en Copenhague, pero es re argenta. Viajera innata y skater de corazón. 

Espero Euge que hayas llegado bien a San Diego. Una vez más me disculpo por no despedirme personalmente en New York, pero a la larga nos volvamos a cruzar de nuevo en alguna parte del mundo. 

Patinar contigo estuvo buenísimo – Olman Torres.

Fotografía / Entrevista: Olman Torres.

Hola Euge ¿Cómo vas?

Hola Olman, todo bien acá tranca en casa, no para de llover, señal de que se viene el invierno en Copenhague.

Este viaje que hicimos a New York ¿Era tu primera vez en USA?

Sí, fue mi primera vez en USA. En realidad, desde que conocí a Josh Zickert “JZ” de Arizona Skate, como él es de New York, siempre había esa posibilidad de conocer esta ciudad. A parte siempre quise conocer USA, para patinar y visitar a Milton. Siempre estuve con ganas y cuando empecé a patinar para Arizona, ya se veía más cerca esa posibilidad, además ya vivía en Dinamarca y tenía el pasaporte italiano, cosa que facilitaba el tema de la visa y eso.

En el 2020 se dio la primera oportunidad de viajar y con lo de la pandemia se canceló el viaje, pero quedó el pasaje abierto y JZ me invitó para la premiere del video Cee Lo Sangría Tour y además patinar en el Rolling Loud y bueno así salió este viaje tan esperado para mí.

¿Qué te pareció New York?

Me encantó, quiero volver. La ciudad me pareció increíble, el hecho de que te puedes manejar en skate y en metro sin necesidad de auto. Es una ciudad que tiene de todo para hacer. Spots (jodidos pero hay), skateparks, gente buena onda de todas partes del mundo. Castellano por todos lados, va con todo  la ciudad.

Fs tailslide.

¿Qué tal los spots neoyorquinos en comparación con los spots europeos?

New York es una ciudad gigante, y me imagino que por tener tantos habitantes el estado de las calles y las aceras está más deteriorado, el concreto está más dañado en comparación con ciudades como Barcelona o Copenhague. Pero igual hay spots jodidos en todos lados, y spots perfectos también. Pero es lo típico, cuando ves los spots en los videos de skate se ven perfectos y cuando estás ahí frente al spot te das cuenta de que no es tan perfecto, siempre tienen algo, gente pasando, te echan, el piso es malo etc.

«Es una ciudad que tiene de todo para hacer. Spots (jodidos pero hay), skateparks, gente buena onda de todas partes del mundo. Castellano por todos lados, va con todo  la ciudad»

¿Viste cara la ciudad?

En realidad, más o menos, como estuvimos comiendo muchas boludeces no sentí tan cara la ciudad, además como en Copenhague es todo tan caro no lo sentí tanto. Igual en NY en algunas cosas te rompían el orto bastante, según en qué barrio estés los precios de las cosas cambiaban.

Después de New York te fuiste a casa de Milton en Oceanside ¿Qué tal estuvo San Diego?

Sí, me quedé seis días en su casa en Oceanside. Allá estuve todos los días con Wes Kremer y Marius Syvanen, y los amigos de Wes. Estuvimos re tranca, fuimos todos los días a patinar con varios pibes que la matan, que patinan para Skate Mafia. Nos echaban de todos los spots y estábamos todo el día en el auto para ir de un lugar a otro. Hay spots increíbles, barandas gigantes, pero por suerte estábamos en la camioneta del crew y estuvo bueno igual, conocí a bastante gente. Pero nada que ver a New York. En San Diego hay que tener auto para moverse, o tomar el tren que no es tan complicado la verdad, pero allá todos tienen auto.

Viviste dos realidades del skateboarding en USA, el East Coast y el Wes Coast en un solo viaje.

Sí, igual San Diego estuvo bueno para relajar el cuerpo ya que NY estuvo intenso, estuvimos todos los días patinando y pateando, yendo a bares, mucho más movido por lo que impone la ciudad.

Boardslide.

¿Cuántos años tienes Euge?

Tengo 33 años.

¿Cómo fueron tus inicios en Buenos Aires con el skateboarding?

Yo empecé a andar el Levitar Skatepark, que es en Munro, en provincia. Allá empecé con una amiga del colegio Keila y ya estaban los locals: Kiko, Otto, Felipe Platero, El Gordo Ladas, Nani, Skiter, Lucy, Anita. Era una banda de amigos más los que venían de otras ciudades para algún que otro campeonato de Levitar. Después conocí a la banda de Quilmes, de Backside, del Correo Central.

En los veranos me iba para Marpla a la casa de Milton, Eze y Manu. Los padres  Tatú y Adriana me cuidaban, así conocí a toda la banda de Marpla.

También iba bastante para Córdoba, Rosario, pero Mar Del Plata siempre.

¿A qué edad empezaste a viajar por Argentina?

Creo que a los catorce o quince años ya viajaba bastante dentro de Argentina. Empecé a viajar por los campeonatos y amigos que iba conociendo. Viajar con el skate es algo que siempre me ha gustado. Después fui a Colombia, Brasil y Chile y desde entonces no he parado de viajar.

«En los veranos me iba para Marpla a la casa de Milton, Eze y Manu. Los padres  Tatú y Adriana me cuidaban, así conocí a toda la banda de Marpla»

No comply.

¿Quién fue tu primer referente en el skateboarding femenino en Argentina?

Bueno, la primera piba que vi patinar en Argentina fue Anita Ferrando y era como la única mujer de Levitar Skatepark y me acuerdo que Mariano González la avalaba, le daba tablas Vogue en ese entonces. Ella patinaba re bien y yo estaba re motivada con ella, nos hicimos amigas al toque, es re buena onda. Después conocí otras chicas skaters viendo videos, Elissa Steamer obvio. Jaime Reyes, Vanessa Torres las de ese momento.

¿Se puede decir que eres de la segunda generación de mujeres skaters en Argentina?

No tengo la más puta idea, pero cuando yo empecé a patinar ya estaban las hermanas Báez (Jessica, Yanina e Ivana) que eran más grandes que yo, veintipico de años, bueno Lucy, La Skiter y estaba la Deeny también, ella sigue patinando con todo. No había muchas chicas en esa época. Después vino Paulita Costales y un par más.

¿En qué año empezaste a patinar?

Empecé creo que el 2001, no sé, cuando tenía once años más o menos…

¿Qué te dio por irte a vivir a Europa?

En realidad, fue gracias a la banda de Quilmes, Milton y un par de amigos más que siempre viajaban a Europa y siempre me decían que fuera, además a mi vieja le gusta viajar y también me decía de ir a Europa. A parte de que yo también quería motivarme y conocer otras pibas con nivel terrible de patinar y aprender más, ir a campeonatos, poder ganar plata y fue todo eso lo que me motivó a viajar.

Conseguí que me invitaran a un par de campeonatos y la Deeny me pasó el contacto de Vero del crew de Asiplanchaba para poder filmar con ellas en la calle y hacer algo para esta web de chicas. Así empecé conociendo amigas y yendo a campeonatos y cuando me di cuenta estuve como siete u ocho años en eso, viajando y yendo a campeonatos, ganando plata y patinando los spots de muchos países.

En ese momento ganaba plata en los campeonatos, ahora el nivel está re jodido, pero en ese momento si te ponías las pilas ganabas campeonatos y hacías plata.

Después pude tramitar el pasaporte italiano por parte de la familia de mi mamá por mi abuela y ya una vez que obtuve eso todo indicaba que tenía que despegar de Argentina, a mí me encanta mi país y me encantaría vivir ahí, pero con la posibilidad de poder vivir en Europa y trabajar y tener ciertas facilidades como viajar quiero aprovecharlo.

Con el tema de los sponsors también, por suerte mantengo algunos de mis sponsors en Argentina, pero viviendo en Europa también he podido tener sponsors de afuera como Arizona, por ejemplo.

Bs disaster.

¿Te gustan mucho los campeonatos?

Bueno, en ese momento me gustaban más, además había mucha hambre, estaba re motivada y era más fácil para mí ganar dinero en  los campeonatos. Ahora estoy más relajada, vivo acá en Copenhague y voy a menos campeonatos, solo a los que me motivan o que sé que voy a ver a mis amigas, por ejemplo. No es como antes que iba a todos y tenía, sí o sí, que ganar plata porque sin eso no comía o no podía continuar el viaje.

¿Cuál es tu campeonato favorito?

Uno bueno, pero es muy intenso es Mystic Cup, otro que es buenísimo es el de Marsella Francia. Eran muy real skate… 

El que ahora se llama Hell Ride en Helsinki antes se llamaba Hookup, era muy bueno también y la gente que va es de lo más buena onda . 

«Ahora estoy más relajada, vivo acá en Copenhague y voy a menos campeonatos, solo a los que me motivan o que sé que voy a ver a mis amigas, por ejemplo. No es como antes que iba a todos y tenía, sí o sí, que ganar plata porque sin eso no comía o no podía continuar el viaje»

¿Qué piensas de los Olímpicos?

Me parece increíble que haya chicas que quieran representar a su país y se motiven con eso, que le den con todo…

En mis tiempos era totalmente diferente, primero, yo no me veo ahí porque no me da, prefiero gastar mi energía patinando calle, sacando fotos o haciendo video partes, hacer algún campeonato tranca de vez en cuando, pero sin ese tipo de presión.

Pienso que las nuevas generaciones de chicas tienen que pedirle todo, yo solo quiero andar en la calle…

¿Cuándo fue la última vez que estuviste en Argentina?

Fue en 2019, cuando me rompí la rodilla, fue bueno y no tan bueno…

¿Qué es lo que más te gusta hacer cada vez que vuelves a Argentina?

Básicamente voy a lo de mi vieja, visitar a mi familia y después visitar a los amigos. Tengo una amiga que es DJ entonces siempre toca ir a algún bar a escucharla, juntarme con la banda, pasar a la peluquería de Pablito hacerme un corte, me voy por Palermo a tomar una birra; ni idea, lo que pinte… creo que todo es bueno. 

Conocer los spots nuevos del centro y Puerto Madero, cosas nuevas, siempre es un flash volver a Argentina.

Documentando Skateboarding

2023 - Stand/By Project - Derechos reservados | Política de Cookies