#TBT: NYC con Roots Trucks.

Por Olman Torres.

10 días en New York es muy poco para hablar de New York. Pero algún texto tiene  que acompañar a estas fotografías para, más o menos, poder transmitir lo que nos quedó de este maravilloso viaje. Para empezar con una idea más o menos clara de este lugar, puedo decir que todo lo que han escuchado de esta ciudad es cierto. Desde las cosas más extrañas e irreales, las más terribles y hasta las más maravillosas. Es una de las capitales del mundo más llena de vida, la gran manzana que no duerme, el lugar donde todo puede suceder, todo, literalmente hablando…

No hubo mucho plan previo al viaje y nos aventuramos por un par de semanitas mi amigo Stavros Razis y un servidor, con el único propósito de rodar y callejear al máximo. Sin presupuesto de alguna marca ni compromiso alguno con nadie, eran nuestras vacaciones, el viaje del año que nos permitía hacer lo que nos diera la gana. Extraño, porque al final terminamos patinando todos los días y tomando fotos todos los días, haciendo lo mismo que cuando estamos “trabajando”…

Stavros Razis, Chinatown.

Una de las grandes ventajas de viajar por el mundo es conocer gente y hacer amigos, eso es invaluable y tarde o temprano nos recompensa de alguna manera. Stavros tiene ya un tiempo de estar llendo a NYC y gracias a un amigo llamado JZ Radical, conseguir hospedaje en New York no fue un problema para nosotros. Teníamos el apartamento de JZ en Brooklyn a nuestra disposición, y yo, por ser amigo de Stavros, y Stavros amigo de JZ… así va la cadena y funciona perfectamente en el mundo del skateboarding.

JZ, nuestro gran anfitrión en NYC.
JZ, boneless en una de las famosas azoteas de NYC.

Entonces nuestro problema de hospedaje estaba resuelto, y la verdad es que era un alivio para el bolsillo al tratarse de esta ciudad. Y para patinar, teníamos a varios crews de skaters con los que nos juntábamos siempre, para el desayuno siempre nos topábamos al GX100 crew que andaba por allá filmando algo para Thrasher, unos días con los de Five Boro, otros días con los de Lurk NY, otros días con los de Oj´s y así, pero era con Titty Boy y JZ con quien preferíamos andar todo el día, ellos eran nuestro crew, nuestros homies con los que nos interesaba gastar nuestros días allá.

NYC te puede sorprender, cuando sales, en la mañana a la calle, empieza la magia, y de ahí en adelante es cuando todo empieza a suceder, y te dejas llevar por las situaciones que te ponen el ritmo de esta urbe y nunca puedes saber donde vas a terminar. Nosotros por lo general terminábamos en un bar, Max Fish era donde casi siempre acabábamos el día, pero entre medio, alguna exposición de arte, colados en un club, una video premiere, en Central Park, en alguna librería, un café, una fiesta privada o alguna cosa así por el estilo, pero siempre algo nuevo, interesante, nunca era aburrido estar afuera…

Todos los días eran diferentes, no existe fin de semana en este lugar, todos los días son fin de semana, si sabes dónde estar y dónde ir. Si quieres patinar, hay mucho para patinar, si quieres fiesta, hay fiesta, si quieres arte, hay arte, comida, hay comida, descanso, hay descanso, música, hay música… lo que sea que pidas lo hay, pero las dosis tienen que ser de a poco, sino la ciudad te consume tanto que puedes quedar frito frito. 

Bicicleta es lo más inteligente para transportarse en NY, es barato y eficiente, además de que llegas caliente a los spots, bajas las birras de la noche anterior y te puedes mover por toda la ciudad sin problema.

Stavros Razis, smithgrind frente al edificio de Trump…

Max Fish, ya sé, hablé de este bar antes, pero es uno de los bares skaters más conocidos de NY, si te gusta la noche empezar ahí está perfecto, buen ambiente y unas pizzas de $1 al frente para matar el hambre, nuestra dieta de birra y pizza nos mantuvo bien, con energías para aguantar las sesiones de skate y bici de vuelta a casa.

Gracias a todos los amigos que hicimos allá, pero muy especialmente a JZ, Grace y Titty Boy, que nos acompañaron y ayudaron tanto. ¡Un abrazo muy grande para ellos!

Olman Torres, polejam. Foto: Stavros Razis.
Stavros Razis, bs 5050.

Documentando Skateboarding
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

2020 - Stand/By Project - Derechos reservados | Política de Cookies